Amigos

lunes, 12 de mayo de 2014

Sin Memoria No Hay Olvido



 

No queda ya nostalgia entre las horas,
de esta edad, sólo quedan
manos agitadas por el recuerdo de la tierra.

Ni en mi carne florecida quedan raíces
ni semen de palabras en mi boca.

Preguntas cómo  sobrevivo…
Por el sudor que nos conjugaba
de  amantes puros, agua miel deseo,
trepidar  febril de labios deshojados,
 abrazo desnudo y
desnudo verbo que fuimos,
 es un escándalo,
una sonrisa tu gemido.

Se nos partió la semilla en otro beso,
echa nuevas raíces, algún día frondas,
hoy  manjar de
entreabierto muslo,  página en blanco.
Mientras tanto,
transitamos con el corazón entre labios
esta alegría inoportuna,
sin tristeza en la piel, sin dolor…
 en mis ojos la memoria
de los tuyos, nos ignora,  y

 sabes que sin memoria no hay olvido.


Beatriz Osornio Morales.

19 comentarios:

Rafael dijo...

Es tremenda las nostalgia, lo reconozco.
Un abrazo.

taty dijo...

"se nos partió la semilla en otro beso"

La fuerza, la caricia y la precisión de tu imagen son exquisitas.

Un abrazo.

Fina Tizón dijo...

¡¡¡Excelente este poema, Beatriz!!! Las imágenes parece que quisieran salirse del ordenador, para impregnarnos de toda la nostalgia que llevan.

Un abrazo y feliz martes

Fina

José Manuel dijo...

Lo que cuesta alcanzar el olvido cuando andan por medio los sentimientos.

Besos

Darío dijo...

Qué hermosura de poema, qué hermosura. Un abrazo.

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Precioso poema, como dice Darío una hermosura.
Besos
Piedra

Maritza dijo...

Me encanta este poema de sonido tan quedo, tan atrapantemente doloroso... y me deja muchas emociones.
Pienso en esa página en blanco...siempre tan motivante para vivir con toda intensidad y entrega.

" Se nos partió la semilla en otro beso,
echa nuevas raíces, algún día frondas"
Bellísimo. Tan real.Tan tremendamente real...

ABRAZO GRANDE, QUERIDA BEATRIZ.
Es un lujo tu poema.

InfusiónDeLotoNegro dijo...

Y todo es igual de grande que siempre acostumbras.

Pero, yo me tengo que quedar, por causas de fuera mayor con el momento terremoto, al menos para mi:

"hoy manjar de
entreabierto muslo, página en blanco"

Tesa Medina dijo...

Un poema precioso, Beatriz, esa nostalgia que a veces se hace tan pegajosa que no hay manera de desprenderse de ella, o que nos asalta cuando creemos que ya nos había abandonado para siempre.

Creo que a veces nos negamos a recordar con precisión para no olvidar.

Un beso, poeta.

Marina Morell dijo...

Espectacular, Beatriz. Un gran poema, lleno de sensaciones.

¡Un abrazo muy grande!

Nómada planetario dijo...

Un poema desgarrado entre memorias rebeldes.
Besos.

ReltiH dijo...

MUY, PERO MUY PROFUNDA MELANCOLÍA...!!!
UN ABRAZO

jackie dijo...

De vez en cuando no viene mal recordar. Preciosos versos. Gracias por compartir,. Un placer conocer tu blog.

José A. García dijo...

Y dicen que sin olvido no hay perdón, tampoco...

Saludos

J.

Amapola Azzul dijo...

Sí, afortunadamente tenemos memoria para olvidar.

Preciosos versos, enhorabuena.
Feliz semana, Guapa.

RECOMENZAR dijo...

Sin memoria no hay olvido y el olvido que nos cuesta
se nos queda en nosotros mientras dormimos una larga siesta
mil besos

Narci M. Ventanas dijo...

Sin memoria no hay olvido, y a veces no sabemos si duele más el recuerdo o la ausencia del mismo.

Preciosos versos, profundos e intimistas.

Besos

tecla dijo...

Sin memoria no hay olvido posible, Beatriz, pero cuando se han leído tus versos ya no pueden olvidarse. Con memoria o sin ella.
Se nos quedan grabados en la sangre.

Telma dijo...

Me encanta. Qué bien usas las palabras...

Me ha encantado descubrirte :)