Amigos

martes, 23 de abril de 2013

ESPIRAL




Como sombra,
vengo a buscar un cuerpo
que perdí cuando cruzaba el infinito.

                 La palabra quedo hueca
desde aquel grito
                    que olvide pronunciar
cuando era otra.
Lo que no soy
jugaba dulcemente,
hablaba con el humo.
Antes de acariciar
                            ya corría contigo
(ya eras
                 secreto en mi falta):
cómplice.
(Ya éramos sombra)
éramos luz.
Recuerdo como una naranja
el lobo en plenilunio
todavía de tus manos hábiles,
muertas de risa
                          (parecías real)
Nunca supe
cuándo nuestros ojos
oscurecieron,
cuándo la noche los fue llenando
hasta quedar
                   vacíos,
cuándo te metió en mí.
Cuando ya éramos sombra
deformadores de fábulas como esta,
volando en sentido animal,
huyéndonos
                    para acabar
                                         amando.



Beatriz Osornio Morales

24 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

para girar y crecer amando

Eva Letzy dijo...

Muy bueno, me gustó mucho.
Saludos

Rendan Laveriz dijo...

Bonito poema Beatriz, realmente bonito. Lo he leido unas cuantas veces ya que con una no me quedaba agusto. Un abrazo

Rafael dijo...

"...Ya éramos sombra, éramos luz, ya éramos cómplices..."
Un abrazo en la noche.

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Antes de la luz, y después de las sombras, te amaré, Amor.

Muy bello tu poema, un abrazo desde Lima, Perú.
Expresiones
Piedra

Betty Mtz Compeán dijo...

Bello e intenso poema, de luces y sombras.
Abrazos.

ohma dijo...

Un poema con una enorme capacidad de abstracción. A mi entender muy bueno.
Un abrazo, Beatriz.

Darío dijo...

Que nos salve el amor de quedarnos sin sombra...

Luis García Romero dijo...

Cuánto disfruto adentrándome en tus versos paralelos a la realidad que yo identifico en otras letras y en la vida misma. Palabras escogidas y expresiones que giran.
un placer leerte

José Manuel dijo...

Sombra y luz entre los sueños enamorados.

Besos

ReltiH dijo...

UN INTIMISMO PRECIOSO.
UN ABRAZO

Alandroide dijo...

Ya me estaba dejando un poco triste...

Genial!

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Gracias por tu poema, me ha gustado.
Con ternura te dejo un beso.
Sor.cecilia

Ignacio Diaz dijo...

Que bello pais tienes, yo estuve el año pasado en Zamora en un encuentro de poesía, tengo muchas ganas de volver, como volveré aqui a leerte...

José A. García dijo...

Nada pero que amar a la distancia, de tiempo o espacio, o sociedad...

Saludos

J.

Sarco Lange dijo...

Pusiste parecías real entre paréntesis, así, (parecías real).
Qué dolor que duele eso.

Beso.

Ignacio Diaz dijo...

Querida Beatriz. Yo vivo en Buenos Aires, Argentina. Quizás me haya cruzado amigos tuyos en Zamora, estuve en un encuentro poético allí y había muchos poetas mexicanos. En España han publicado mis novelas así que viajo mucho para allá, pero mi corazón está en el sur, bien al sur de latino américa. Nos mantenemos en contacto. En EEUU haces lecturas poéticas? Cuando saqué mi próximo poemario te enviaré las poesías que le he dedicado a México. abrazo.

Gustavo garcia pradillo dijo...

A la sombra de mi sombra te estoy haciendo un sombrero, sombrero de largas pajas que recogí del suelo, lo haré con el ala ancha que casi llegue hasta el cielo pa´muchas veces no ver las cosas que ver no quiero.

Encantado.

Julie Sopetrán dijo...

Excelente poema. Precioso.

tecla dijo...

Nunca sabemos cuando empezaron a oscurecer las cosas y que poquito a poco fueron desapareciendo en nuestras vidas.
Tristeza, dolor y llanto.
Oscuridad del medio día.

Bellos tus versos, mi querida Beatriz Osorio.

¿O es Osomio?
Aquí pone Osomio.

Funámbulus dijo...

Hermosos estos versos que hacen aullar bajo las sombras de la luna.
Saludos

Susana Jiménez dijo...

Bella relación entre la imagen y la palabra. Es un desprenderse para fundirse completamente con el otro, ser una sola sombra, volar y amar dulcemente, como el humo que acaricia y corre detrás de nosotros.
Un placer leerte Beatriz.
Abrazos

RECOMENZAR dijo...

Grandioso nombre para tu buen blog

Maritza dijo...

"volando en sentido animal,
huyéndonos
para acabar amando".

Pienso en esa parte del ser que a veces perdimos casi en un descuido imperdonable, pero que nunca es tarde para volver a buscar y hacer con él nuestro todo indisoluble...

ABRAZO GRANDE, Y FELICITACIONES POR TU PROFUNDIDAD EN LA CREACIÓN.

SIEMPRE BENDICIONES PARA TU VIDA!