Amigos

martes, 16 de septiembre de 2014

La Enfermedad del Ser


Quería atrapar el mundo
 de un golpe
atraparlo
con todas las fuerzas de mi debilidad
cual mosquito en la habitación
cuando duermo
apresarle en mi mano sin fuerzas
convertido en gusano negro o crisálida
sentir la agitación de su vuelo
que intenta existir
y en mi esfuerzo por despertar
dejarlo ir a tientas
en  libertad o abandono
hasta que suplique
no
ya estuvo bueno de la teoría del todo
quiere volver
a contemplar mi sueño
ser parte
ser lo que es
el mundo dentro de mí
y yo entre sueños abrirle los brazos
qué importa
si no hay remedio para esa enfermedad
del ser.



Beatriz Osornio Morales

18 comentarios:

Rafael dijo...

Es difícil atrapar al mundo así, aunque no imposible.
Un abrazo.

José Manuel dijo...

Es difícil pero no imposible...a veces la realidad supera con creces a los sueños.

Besos

Cristian Redondo dijo...

Me ha gustado el poema,es realmente bonito.

un abrazo!

Cristian Redondo dijo...

Me ha gustado el poema,es realmente bonito.

un abrazo!

Azzul. dijo...

Pues habrá que buscarle uno.

Azzul. dijo...

Pues habrá que buscarle uno.

Azzul. dijo...

Beatriz¡, El mosquito de cerca impresiona¡¡
Besos.

uff¡
:)

Feliz tarde.

Darío dijo...

Abrirse al sueño, no resistirse, hacerle guerra a la materia. Un abrazo.

José A. García dijo...

Dicen que el que mucho abarca poco aprieta... También dicen que el hombre es una enfermedad... Y que ser sin ser no siempre es ser.

Dicen muchas cosas, si.

Saludos

J.

Rendan Laveriz dijo...

Yo antes que atrapar mi mundo pediría saber donde encontrarlo, porque la verdad que esta un poco perdido.Un abrazo compañera.

InfusiónDeLotoNegro dijo...

Abrazar tu propio mundo interior cuando sientes que este se te escapa.
Resistir el vaivén de las mareas, de los vientos que lo azotan y amenazan con destruirlo, cambiarlo, contagiarlo con el “establecido”.
Agárralo con fuerza, que no se escape. Es solo tuyo.

Nómada planetario dijo...

Mejor aceptar la enfermedad del ser y dejar al mundo correr. Interesantes reflexiones las que discurren por el poema.
Besos.

taty dijo...

Son siempre tan intensas y tan inciertas las revelaciones entre el sueño y la vigilia. Mejor ponerlas en un poema :)

Besos, feliz fin de semana!

ReltiH dijo...

SI, LA EXISTENCIA ES INCURABLE!!
UN ABRAZO

Marina Morell dijo...

Qué divagaciones tan profundas, Beatriz. Un placer leerte.

Un abrazo muy fuerte :)

Azzul. dijo...

Dejar de ser, supongo. Besos.

Ismael Pérez de Pedro dijo...

guauu, qué bueno leerte, todos me gustaron, especialmente Sin memoria no hay olvido. Gracias por la mañana tan bonita que me has regalado con tu lectura. Salud

Narci M. Ventanas dijo...

Ser ya es en sí una enfermedad que siempre acaba justo en el dejar de ser, pero qué dicha cuando somos, y somos conscientes de ello y de nuestra propia mortalidad.

Bello y profundo poema.

Besos