Amigos

lunes, 30 de abril de 2012

Del Ciego que midio el tiempo en pasos VI


VI
Huérfano silencio quedo,
hoy sufro tu partida
hijo único,
-Debe ser medio día, señor-
-¿Tendrá un trozo de palabra,
gota de palabra?
 tropiezo con la sombra del sol
llena de voces,
pero tus palabras no están
 luciérnagas
que solo yo podré cantar a solas
cuando la luz se apague.


Beatriz Osornio Morales

16 comentarios:

BEATRIZ dijo...

Y con este número rebasamos la mitad del poema. Cinco post más para completarlo y quiza el ciclo se cierre. ¿Qué más puede hacerse?

Saludos y abrazos.

Leovi dijo...

Muy bella y tremendamente lírica Beatriz.
No se lo que le pasa a mis comentarios. varias personas me han comentado que tienen dificultades para acceder. Yo también tengo dificultades para acceder a algunos blogs concretos. debe de ser cosa de Blogger.

Pedro Luis López Pérez dijo...

Es una delicia de loa. Esas Palabras que no son luciérnagas y que sólo podrán ser pronunciadas cuando la luz se apague.
Una belleza Beatriz.
Un abrazo.

Carmen Silza dijo...

Hola Beatriz, gracias por tu visita...Me he gustado este poema, y de acuerdo en que rebosa lira...Besos

Samuel Rego dijo...

no nos queda otra. El tiempo no se ve pero se percibe con el resto de los sentidos

Un saludo

Lapislazuli dijo...

Cuando la luz se apague quedan tus letras
un abrazo

Betty Mtz Compeán dijo...

Muy bellas tus letras.
Gracias por dejarme tu comentario y tu huella en el.
Me gusta tu espacio...me quedo.
Un abrazo.

Sarco Lange dijo...

Cantemos, Beatriz, pero no cierres nada. Cantemos...

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Que sola queda el alma cuando una hija se va.
Mi hija se fue esta mañana y ya ni calienta el sol.
Besos
Piedra

José Del Moral De la Vega dijo...

Un poema profundo, Beatriz. Me ha gustado, sobretodo: -¿Tendrá un trozo de palabra,
gota de palabra?

Mario Salazar dijo...

Está entre cortado que me parece elusivo el poema, algo gaseoso, optando más por su sonido y por su verso abierto incompleto. No es mi tipo de poema pero en la variedad está el gusto. Un abrazo.

Igor dijo...

Me iba gustando el poema pero al llegar al final, más. Esa sombra, ese sol, las voces del mundo parecen.
Sí, quizás las palabras sean luciérnagas, de luz brillante que la noche se lleva.
Saludos.

Ricardo Miñana dijo...

¡Hermoso! tus letras brillan.
¡feliz dia de la madre!
que tengas un buen fin de semana.
un abrazo.

Javier Herque dijo...

Hay luces que nunca se apagan, por ellas…por deseo de los demás, porque su luz es sendero incluso bajo el agua de la noche.

Beso.

Trovator dijo...

Que el ciclo se convierta en un círculo virtuoso, lleno de nuevas historias que atrapan tanto como las de ahora. Espero con ganas.

Un abrazo!

Jo dijo...

El Sol de los ciegos "una isla a donde se puede atracar, cuando la tempestad amenaza con un naufragio sin redención". Yo soy una sobreviviente