Amigos

domingo, 15 de abril de 2012

DEL CIEGO QUE MIDIO EL TIEMPO EN PASOS



IV

En el aeropuerto sigue

yéndose tu voz por los pasillos,

incontables pasos, horas de camino

anda su perfume sin abrir los ojos.

Justo (en el) arranque de motores;

se diluye tu risa en la que  adivino

un vestido rojo… tu voz,

voy impregnado de ella

de sus fragancias sonoras,

(anuncian los altavoces)

“pasajeros con destino a la luz”

El lugar se ilumina de tu rostro invisible.

Beatriz Osornio Morales

8 comentarios:

Sarco Lange dijo...

Yo he tomado ese vuelo y también los otros.

Besos.

Fabián dijo...

Debería tomar ese vuelo, aunque sea una temporada

Sombragris dijo...

Un hermoso vuelo...un maravilloso viaje lleno de fragantes experiencias y descrito su inicio repleto de sensaciones cautivadoras...Besos

Pedro Luis López Pérez dijo...

La imaginación hecho a volar esperando llegar al aeropuerto de la Realidad.
Preciosa composición, Beatriz.
Un abrazo.

Sneyder dijo...

Bellos momentos donde nos dejamos llevar y la imaginación....se pone a volar.

Un cálido abrazo

Jesús M. dijo...

Volar sin alas...sí, quizá sea posible, quién sabe.
Saludos.-

Leovi dijo...

Me apunto a ese viaje a la luz. Saludos.

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Nuestra suerte no tiene precio como "andaluz" siempre vamos caminando hacia la luz.
Besos
Piedra