Amigos

jueves, 18 de octubre de 2012

NUDO CIEGO



Joan Miró



NUDO CIEGO


Considere la hechura de estos nudos que deshago en la hoja, si le place, considere que los he atado en la mente de un palillo, éste rueda como carrete de hilo. A cada vuelta de hilo, cada jirón de la hebra, el palillo chino se anuda.

Hay nudos que se aprietan. Cuanto más se está en apuros por des atarlos, cuanto más aceleramos las manos en el carrete para empezar a revertir el nudo, los nudos de puerco se hacen los ciegos, y resulta que las puntas ya no dan más de sí, y en lugar de aflojarse las vueltas, los diámetros van disminuyendo en una dureza de cangrejo, que o se corta la hebra con tijeras, o se jala con mayor fuerza, bajo el riesgo de que  el nudo ciego nos entierre la hoja del hilo, y los dedos brinquen al suelo, dislocados, acuchillados, invisibles.



Beatriz Osornio Morales. imagen de Joan Miró. 


20 comentarios:

Igor dijo...

En ese caso se debe tomar la resolución alejandriana...
Qué texto tan exacto. Me sorprende y me ha fascinado. Ese contraste entre la desesperación que encierra el nudo y la aparente frialidad de cirujana con que lo cierras.
Saludos, Beatriz.

Julie dijo...

Difícil, pero con un contenido asombroso. Corto, pero muy largo en profundidad. Y eso que los dedos no son ciegos, me gusta mucho la acción. Precioso. Una obra de arte. Besos y mi cariño.

Pedro Luis López Pérez dijo...

Relato lleno de Profundidad y contrastes...Realmente me ha encantado.
Un abrazo.

Sarco Lange dijo...

La vida es un nudo mojado. Huele a algas. Sabe a distorsión. Estamos presos.

Bs.

Rafael dijo...

Los nudos ciegos ahogan.
Un abrazo.

María José Flores dijo...

Exceeelente. Creativo.

José Manuel dijo...

Me ha encantado esa profundidad de contrastes con una resolución final desbordando la desesperación.
Feliz fin de semana

Besos

Sombragris dijo...

De las veces que quedo Knock out despues de leerte...tanto que he decidido compartir tu texto a través de Goggle +
Que tengas un fantástico fin de semana...besos

Darío dijo...

Qué nudo, qué precioso nudo se ha urdido con palabras! Un abrazo.

José Del Moral De la Vega dijo...

Una bella metáfora de las adversidades imprevistas y desafiantes al remedio.

Luis de Burg dijo...

un texto con contenido asombroso, que encierra muchas ideas y momentos de la vida diaria, por momentos no sabía si estabas hablando de un simple nudo, o que quizás la vida es tan complicada que uno termina con los dedos bricando al suelo, dislocados, acuchillados, invisibles.... simplemente maravilloso, hasta lo he leido tres veces para disfrutarlo, porque en la repetición está el gusto.... besos!!!!

EMANUEL. dijo...

Relato profundo que me atrapo, buen fin de semana!

mj dijo...

Los nudos de la vida, nudos mentales que nos llevan a la locura.
Precioso texto y profundo por su gran dimensión.
Un abrazo

Miguel Angel dijo...

Así es la propia vida también: Un nudo ciego que no podemos desatar sin salir mal parados... Salu2 Beatriz. Buena metáfora propones!

Ariel dijo...

Hola Beatriz, buen dia,
escelente texto,
el arrebato y la prisa atentan contra la razón,

cuanto más lento procedamos más rapido llegaremos al objetivo,
muy bueno.

Te deseo una maravillosa semana
besitos

roberto dijo...

Beatríz, un relato cuyo texto lleva a las orillas del ahogo, ése nudo ciego que no permite vivir, que no deja ver la felicidad.

Un abrazo.

Maritza dijo...

Los nudos o ataduras,cuando son espirituales URGE desatarlas, es necesario,urgente...pero cuando lo intentamos fuera de tiempo o con demasiada premura, solemos enredar más el asunto, y complicamos en vez de simplificar.

Buenísima la obra de Miró.

Abrazos grandes desde mi Chile,querida Beatriz!.

NuriaLourdes dijo...

Son nuestros miedos, difíciles nudos de desatar. Por eso nada mejor, que cortarlos de un solo tajo.
Hermosa y reflexiva entrada.
Besos!

Diferente dijo...

Hay nudos que nunca se pueden desatar...

José A. García dijo...

Está muy bien que, a veces, las cosas tomen venganza de todo lo que les hemos hecho los hombres.

Saludos

J.