Amigos

domingo, 29 de abril de 2018

A veces el Insomnio se Parece a ti







Los ojos continùan vinièndose abajo
un dìa van a terminar en el pecho
quizà entonces
pueda hacer frente a las emociones ahogadas
en esta oscuridad

El cuerpo es un derrumbe
con todo y llanto con todo y sexo
la noche que bailamos abrazados
tambièn se derrumbò

A veces el insomnio se parece a ti
me tiende su hombro para llorar
pero yo solo puedo mirar hacia ningùn lugar
y hablar sin tapujos como los resentidos
que lloren los  maricas

Llorè cuando ya no hubò ojos
para mirar ni ojos con què mirar
Llorè sin temor de arrasar el maquillaje

Un dìa llorarè hasta sin ojos
y llorarè por los ojos nuevamente
llorarè por las veces que no he llorado
y quizà era necesario
el insomnio se parece a ti

esta vez sonrìe al reconocer
que ya no le queda llanto
solo un intento
en la plataforma de clavados
de la cual no puede saltar por innaniciòn

Se queda parado allì
inmòvil
sin poder tampoco volver atràs
energìa potencial en la madrugada
sin resortes
sin sueño

Es terrible quedarse sin ojos
y con làgrimas que lloran al ser nombrados
pero ellos
los otros nunca lo sabràn

ellos duermen.

Beatriz Osornio Morales, imagen de Paola Reghenzi

6 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

hay cuanta risteza

Rafael dijo...

Hay dolor en esos ojos que un día, seguro, sonrieron profundamente.
Un abrazo.

Auroratris dijo...

Ese llanto necesario... sin importar ahogarse en ese mar de lágrimas, llorar hasta que se acaben y entonces... llorar con el alma.

Tu poema me ha tocado fibra, Beatriz.

Mil besitos en este primero de mayo.

RECOMENZAR dijo...

:)

taty dijo...

Es un llanto lleno de muchos matices, que va de un llanto enojado y sin tapujos, pasando por uno ya cansado de tanto pasar, hasta llegar al llanto que hasta tiene la esperanza de volver. Me hizo pensar en un poema de Girondo, “Llorar a lágrima viva” y que fue leído en la película El lado oscuro del corazón. Girondo me gusta mucho :) Y este poema tuyo también, habría que guardarlo en el bolsillo para uno de esos días lluviosos. Siempre llegan.

¡Besitos!

BEATRIZ dijo...

:) muchas gracias.