Amigos

sábado, 7 de diciembre de 2013

CERCANIA



Estas cerca
tan real,
más concreto que un árbol
acariciado por el aire.

La ternura
                 emana de tu fuente
con la intimidad del agua,
tan apacible en su paso
                           revelador
que canta.

Estás tan mío
filtrándote, sin agotar
ni llegar
al límite deforme
                    de la ausencia.

Así de íntimo  
                  te encuentro
parecieras saciarme
desde antes del recuerdo.

Aprendí
             cuando corría
en el cosmos de la lluvia
a alcanzar el arcoíris
                       donde estabas.

Húmedo,
todavía de aquella agua
vuelves;

te palpo con el sol
que me habita, desde
la contemplación
                      primera,
baño tu forma
con las lloviznas de junio,
inhalo tu brisa
cálida,
porque abre ante mí
la niebla de lo profundo
y veo
al canto salir
                de tu sonrisa,
voy

y le contemplo.


Beatriz Osornio Morales

11 comentarios:

ReltiH dijo...

GUAUUU QUÉ RÁFAGA!! ERIZAS LA PIEL.
BESOS

Fina Tizón dijo...

El título de tu poema ya lo expresa todo, Beatriz, la capacidad de leer en los ojos de quienes queremos, de escucharles sin necesidad de que pronuncien una palabra,es un intercambio de pensamientos, eso es la cercanía. Escribes lindo.

Un abrazo siempre

Fina

Rafael dijo...

NO todo el mundo tiene esa facilidad para ver lo que está tan cerca.
Un abrazo.

Betty Mtz Compeán dijo...

Una sensibilidad enorme la tuya para ver lo que lo que algunos no pueden ver.
Profundas letras.
Abrazos amiga y buen fin de semana.

José A. García dijo...

Cierto, algunas cosas se aprenden para no ser olvidadas jamás...

Saludos

J.

taty dijo...

Este poema tiene una dulzura deliciosa, la verdad que es difícil agregar un comentario ante una evocación tan hermosa y exacta. Siempre un placer leerte Beatriz. Besos y feliz semana!

Darío dijo...

La certeza, que a veces se nos hace tan necesaria... Un abrazo.

Marina Morell dijo...

Qué bonito, Beatriz. Eres pura pasión al escribir.

Un abrazo.

Rendan Laveriz dijo...

Bonita situación y bonitas sensaciones que provoca. Un abrazo compañera.

InfusionDeLotoNegro dijo...

Aprendí
cuando corría
en el cosmos de la lluvia
a alcanzar el arcoíris
donde estabas.

Esto es magia, sin duda.

Disculpa la demora

Cristian Redondo dijo...

Me ha gustado mucho tu blog, siempre alegra encontrarse con un blog de poesía, te sigo y espero leerte de nuevo pronto. Te dejo tambien el link a mi blog, rinconenajenado.blogspot.com.es

Un abrazo!