Amigos

lunes, 14 de enero de 2013

POEMA DEL ORIGEN
















Vengo del instante pétreo
en la palabra,
 del amasijo
 de unos cuerpos
 sin reposo.

En ti me encuentro,
soy un aleteo
una chispa que brota
del golpe de las piedras.

 Salto con los pies ligeros
   de la flama,
 pero con el dolor de muchas guerras
 en la lengua.

 Me amparo en ti.
 Entre el iris del  fuego
que funde el dolor de los duelos
y las campanas.
                                                           

Beatriz Osornio Morales, imagen de la red

23 comentarios:

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Una verdadera pieza poética llena de belleza.
Un abrazo.

Ánima dijo...

Siempre existe ese algo al que agarrarnos cuando todo parece dirigirse hacia ningún sitio...

Un beso, Beatriz.

Maritza dijo...

Qué belleza,Beatriz...
Al leerte, estuve en ese instante pétreo, y también me descuibrí en el único sitio en donde encuentro reposo.

ABRAZOS ENORMES, Y FELICITACIONES,AMIGA QUERIDA.

La Soledad dijo...

Es hermoso como escribes. Gracias por visitarme estaremos leyendonos. Un saludito desde mi soledad.

S. dijo...

El dolor de los duelos si se pueden vencer... entonces no habrá nunca más una porfía para seguir amando.

besos.

Emanuel Aquino dijo...

Hermosa forma de escribir y contar sentimientos

Luis García Romero dijo...

Hay un verso en este magnífico poema que despereza con agua fría... Pero con el dolor de muchas guerras.
Abrazos, poetisa

Sombragris dijo...

...DE allí venimos...y volvemos...y venimos de nuevo...lo que no sabemos es expresarlo con tanta armonía y belleza como tu...Besos

Malena Millares dijo...

Precioso poema, Beatriz!!!
El origen como una chispa, pero esta vez poético...

Un abrazo!!!

José Manuel dijo...

Origen y fundamento hay en tan hermosos versos. Un magnífico poema de belleza.

Besos

Darío dijo...

Venir de ahí, y tener que volver ahí...Un abrazo-

Gizela dijo...

Uffff!!!
Tremendo poemazo Beatriz!!!
Me encanta!!!
Felicitaciones!!!!
Besossss y linda semana!

Marylin LaGata dijo...

Solo espero que la tristeza nos dure 24 hrs. Nadie vale la pena de eso estoy segura. besos

taty dijo...

"el dolor de muchas guerras en la lengua"

el alma se me asustó al leer esto.

tu poema llega. te sigo.

saludos!

Fernando Morales Villalón dijo...

Oh, bonito poema, me encanta el hecho de que conserve la forma repleta de figuras poeticas y en cambio todo el mundo lo pueda entender. Esto es importante, porque much@as que escriben poesia componen poemas bonitos pero super complejos que no todos el mundo es capaz de comprender. Tu conservas la forma y te haces de comprender. Felicidades.

Leovi dijo...

Una delicia... Sí quiero verlo dentro de mi. Saludos.

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Beatriz, una maravilla de poema. Felicidades.
Piedra

Julie Sopetrán dijo...

Me encanta este poema Beatriz. Ese instante pétreo en la palabra... Es bellísimo. Mi felicitación más sincera.

María Sotomayor dijo...

ay ay ay

Amando García Nuño dijo...

Si puedes sostener la inmensidad de lo pequeño, acabarás por poseer el detalle de lo infinito.
Espléndidos poemas del blog. Un abrazo.

José A. García dijo...

Un parpadeo y allí estoy.
Una sonrisa y ya me tienes.
Un sueño y ya me he ido...

Saludos

J.

José Del Moral De la Vega dijo...

Un pequeño y magnífico poema. No soy capaz de destacar nada de él porque todo me parece bellísimo.
Enhorabuena

Jorge Sánchez López dijo...

Me encanta este poema, es muy intenso.
El origen es un tema que me gusta tratar.