Amigos

jueves, 17 de octubre de 2013

Sin Título


 
 
En vano

pedir al sol

que nos preste su linterna,

para volver al principio,

 

después de desoír

a la creación entera,

vamos sin atrevernos

a levantar

la cara desde el polvo.

 

Como brillante sortilegio

desde las calles de Adán y Eva,

contemplamos…

El ultimo camino.

 

Beatriz Osornio Morales, imagen tomada de la red.

12 comentarios:

José A. García dijo...

¿Quién se atreverá a caminar ese último camino con o sin luz alguna que lo guíe? ¿Quién?

Saludos!

J

José Manuel dijo...

Siempre es necesaria la luz para poder hallar el verdadero camino.

Besos

Fina Tizón dijo...

De que nos vamos a quejar o que vamos a pedir si somos nosotros mismos quienes ponemos barreras al sol...

Precioso y profundo poema, Beatríz

Abrazos

Maritza dijo...

OPINO COMO FINA. NUESTRO DESTINO LO HEMOS TRAZADO NOSOTROS MISMOS, Y GENERALMENTE CON MALAS DECISIONES, QUE OSCURECEN TODO: CIELO FÍSICO Y ESPIRITUAL...

PERO AÚN HAY TIEMPO DE REVERTIR ESTO, CON VOLUNTAD...

ABRAZO GRANDE MI QUERIDA BEATRIZ!!

Ánima dijo...

...pero, y dónde reside ese último camino sino en nuestra inmensa necesidad de reencontrarnos...???

Mi beso, Beatriz.

Marcos Callau dijo...

Enigmático nos queda ese último camino. Estupendo poema. Saludos.

Darío dijo...

Somos tan inescrupulosos que quizá nos atrevemos a pedirlo... Un abrazo.

ReltiH dijo...

TUS LETRAS PRESAGIAN DECADENCIA. FULL TEXTO, PROFUNDO.
UN ABRAZO

Rendan Laveriz dijo...

Ese último camino temido e inevitable. Un abrazo compañera.

taty dijo...

Un poema completo, redondo.

Para pensar.

Saludos!

taty dijo...

Y te dejé mención en mi blog. Saludos.

Sneyder C. dijo...

Somos nosotros los que hacemos con nuestras decisiones que brille o se oscurezca nuestro sol… Lo que es seguro es que nuestro camino lo vamos trazando con nuestras acciones…

Un cálido saludo